11 de noviembre de 2007

La cobaya humana

¿Sociología desvariada? ¿Publicidad agresiva? No deja de ser curioso pasar por la Puerta de Alcalá (Madrid) y ver a una chica que vive en una burbuja de cristal, aislada e insonorizada del exterior pero con unos cristales que dejan ver su quehacer diario a todos los transeúntes. La única conexión con el exterior es a través de Internet y la iniciativa ha partido de la nueva red social en español bago.es. La chica se llama Patricia Argüelles y es violinista. En su semana de encierro está componiendo una obra. La he visto un par de veces. Los transeuntes siguen espectantes y curiosos frente al cristal. Con el tiempo incluso se le va cogiendo cariño. La verdad es que la experiencia quizá sorprenda a las generaciones futuras, aunque en estos tiempos de GranHermano y cámaras grabadoras por las calles, esto puede verse como una mera secuela natural.

2 comentarios:

Mónica dijo...

Qué horror. Yo me volvería loca.

Por cierto, que grima da el mp3 que lee tus posts. :-D

rosario dijo...

¡¡Q espanto!!