17 de abril de 2018

20 Semana del Cortometraje - Comunidad de Madrid


Se ha celebrado la 20º Semana del Cortometraje de la Comunidad de Madrid con gran éxito en público y creadores. Un aplauso a toda su organización que con tesón y esfuerzo saca adelante unos eventos, sesiones, talleres y galas excepcionales.

A continuación expongo mi selección personal de los mejores cortometrajes (de todos los que vimos que no fueron todos)

  • Background (Tony Bestard): Fenomenal uso de la mímica, el cine en blanco y negro, la estética de la imagen para adentrarnos poco a poco en mundo del cine. Esos olvidados figurantes con vida propia. Muy romántico.
  • Cazatalentos (José Alberto Vicente Herrero): Con apariencia naíf y dibujos claros asistimos al re-nacimiento de su protagonista con un hallazgo muy talentoso y carismático. Original y entrañable.
  • Cerdita (Carlota Pereda) Original, directo y brutal. Con la fuerza de sus imágenes (sin apenas diálogo) y la gran interpretación de Laura Galán vamos sumergiéndonos en un guión de thiller oscuro, con situaciones ambiguas y un final "justo". Estupendo ritmo y arriesgados planos detalle. Sorprendente.
  • Derbi (Jon Viar) Buen uso del humor para narrar una terrible historia. Una forma de ver lo cómico y absurdo de la mentalidad del terror con sus órdenes, jerarquías y acciones. Lo humano y cotidiano frente a lo ideológico extremo. Sin música, sin colores. Da para la reflexión.
  • Los inocentes (Guillermo Benet) Con estilo original en forma y ritmo vamos conociendo y adentrándonos en los hechos de una noche donde pasaron muchas cosas. Original, underground, cool, interesante.
  • Seattle (Marta Aledo) Una historia a través de trozos de conversaciones y situaciones a lo largo del tiempo que nos van dando las pautas e hitos de una relación con todos sus matices. Gran trabajo de arte, localizaciones y trabajo de actores.
  • Sushi (Roberto Martín Maiztegui) Estupendo plano secuencia para una conversación que va sacando matices, realidades y verdades muy a flor de piel. Gran interpretación.
Se quedaron en el tintero sin ver "Las Vegas" y "Zombie Time". Para una nueva ocasión.


15 de enero de 2018

Call TV

* Dirección: Norberto Ramos
* Mi valoración (sobre 10): 6


El cine independiente español tiene un gran valuarte con esta ultima obra de Norberto Ramos, donde el guión tiene ese carácter desenfadado, atrevido y disruptivo frente a las normativas ortodoxas de las escuelas de cine. La película, siendo de muy bajo presupuesto, no parece tal porque tiene una excelente planta tanto en imagen como - sobre todo - en sonido (la escena de la escalera a oscuras es un alarde de montaje sonoro muy, muy interesante). Se usan bien las planos fijos aprovechando la acción y encuadre de las situaciones. Muy limpias las escenas nocturnas (con lo difíciles que son siempre a nivel de iluminación). Los actores (sobre todo las actrices) trabajan notablemente su histriónico papel asignado. Los diálogos, casi siempre desternillantes en chistes y chascarrillos sobre el cine, la vida, las relaciones y con cortes abruptos de la acción, no caen al surrealismo hueco sino que tienen un peso y fondo y eso se agradece. Curiosos los homenajes a Star Wars tanto en diálogo (últimas palabras antes de morir) como en las bien conseguidas cortinillas de transición. Es una atrevida película, entretenida y curiosa de ver.

7 de marzo de 2017

La La Land (2016)

* Dirección: Damien Chazelle
* Mi valoración: 9

Una película que se te queda metida en los intersticios internos entre la alegría y la nostalgia, sobre todo al pasar el tiempo. Una película que no es un musical, aunque tiene números musicales haciendo homenaje a otros grandes ("Cantando bajo la lluvia", "Grease", etc) Una banda sonora alegre que en su aparente sencillez logra su objetivo: no olvidarla. Unos actores protagonistas en estado de gracia y con una química especial entre ellos. Un director que domina el guión, el ritmo y el lenguaje cinematográfico: desde el gran show en plano secuencia tan hollywoodiense del comienzo hasta la escena de la cena, con cámara en mano aplicando normas Dogma. En segundo plano, un homenaje a la danza, al jazz y al propio cine como sueño. Y un argumento que plantea una duda  y un drama existencial con un final de varias interpretaciones. Yo he de reconocer que salí conmocionado, sensible que es uno. No sé si "La La Land" entrará en el olimpo de las Grandes Películas pero de todo lo visto en cine americano en los Oscars 2017 creo que ha sido la película del año. Recomendable.

13 de septiembre de 2016

Adam Peiper

* Dirección: Mónica Mateo
* Mi valoración: 9

Uno de los cortos del año. En todas las sesiones que se presenta destaca sobre el resto por su temática, su estética y por su interesante sobriedad. Un argumento muy real y social con una escenografía futurista. Una filmación limpia, serena, ordenada, con localizaciones muy inteligentes, al estilo Kubrick, pero con una lectura argumental propia del más puro George Orwell. Efectos digitales al servicio del texto e interpretaciones tan sobrias como meticulosas. Me encanta el paso de los planos medios/generales a los planos subjetivos (incluso cámara en mano) para intentar adentrarnos en la visión del protagonista. Un corto difícil, de los que gusta ver varias veces porque se va entendiendo mejor. La riqueza está en los detalles. Muy recomendable.

12 de mayo de 2016

La jaula

* Dirección: Nacho Solana
* Mi valoración: 10

Aunque ya lo ví en su estreno de Madrid en el gran cine Palafox ha sido después de verlo una segunda vez en la muestra CORTOPATÍA, (con una factura muy superior a la media de los cortos allí presentados) cuando me he tenido que rendir ante el cortometraje La Jaula de Nacho Solana. Sobresaliente y perfecto en sí mismo, sin nada más que añadirle. Con una realización meticulosamente pensada para que se meta muy dentro del espectador, hurgando en esos rincones que sólo las obras maestras son capaces de introducirse.

La trampa del neoliberalismo imperante hoy en día (la que no sólo ha provocado una crisis económica sino una crisis de valores) ha sido relatada en el cine a nivel macroeconómico (Inside Job, Margin Call) ó dentro de la empresa (la también brillante "La punta del icebérg") pero es en La Jaula donde ese neoliberalismo se mete en el ADN de la intimidad familiar lo que de una forma muy sutil hace que sea más cruel y descarnado si cabe. El inteligente uso del "salto de eje" para adaptarse a la forma en que se quiere contar esa conversación "a tres", ese flujo persuasivo entre el "jefe" y la "esposa" con un marido-empleado mero transmisor de la trampa. Y qué bien el niño, que en su inocente hacer, se convierte en el gran juez y demiurgo de la situación y que, inevitablemente, traslada la reflexión al espectador en cuanto empiezan los créditos. El difícil uso de la luz tenue, en claroscuro, para enfatizar más la intimidad, así como su interesante música, le dota a La Jaula de una mayor alevosía y nocturnidad al engaño mediático y social que se quiere contar. Muy recomendable.

29 de noviembre de 2015

Sesión Cortos Artistic 27N

El pasado viernes, 27 de noviembre, tuvimos en Artistic Metropol la primera sesión de Cortos Artistic en la que ver cortometrajes por el simple hecho de disfrutarlos en compañía de espectadores y directores. Os dejo mi breve reseña de ellos:

  • Lukas Baguette (de Ignacio Grifol): Una curiosa y simpática idea, acompañada de su música y comicidad de los actores. Una realización con muy pocos medios, con algunas deficiencias sonoras pero con una factura más cineasta que el puro scketch.
  • VULNERIS (de Berjer Capati): Un sentido y dramático sentimiento del protagonista, interiorizado en una lírica de situaciones muy asociadas a las artes escénicas. Un gran montaje y gran trabajo de trabajo de iluminación así como del actor protagonista. En ocasiones, las anomalías en sonido y vocalización no deja apreciar la riqueza de los diálogos. Música intensa y emocionante. Mejora mucho en el segundo y sucesivos visionados.
  • Siempre vuelve a tí (de Natxo Molinero y Raquel Ferrer) Una historia de realismo mágico que tiene su climax en el eterno retorno. Imagen de textura también mágica en los flashback.
  • Conciencia, segunda oportunidad (de Marta Barrios y David Salinas) Una historia con mucha narración, a partir del punto de vista del protagonista con una evolución marcada por su conciencia personificada. Muchos exteriores, mucho trabajo de producción, localizaciones, buen sonido y un final apoteósico digno del propio Tarantino.

6 de mayo de 2015

Cortos con Ñ - sesión 5M - opinión personal


Una nueva sesión de Cortos con Ñ en la Escalera de Jacob de Lavapiés, con mucho público un poco de calor y con interesantes cortometrajes:

  • Yo, presidenta (de Arantxa Echevarría) Una historia hilarante sobre una realidad política que si bien tiende a la comedia pura y dura tiene un puntito de reflexión. Gran trabajo de producción (tanta gente, coches oficiales, personajes públicos,localizaciones variopintas,...) Graciosa interpretación de la protagonista con todas las muecas posibles.
  • La bruma (de Manuel Gomar) Una especie de evocación a aquella Léolo (1992) donde la locura y la imaginación dan paso al drama. Me gustó el hecho de contar el contexto en los créditos iniciales y el punto de ruptura jóvenes-niños, aunque la presencia del adolescente actual con ese plano sin entrar en hospital le resta potencialidad trágica a la historia.
  • Lejos cerca (de Quique Santamaría) Bonita contraposición entre la realidad, el texto en off y la representatividad del "estar perdida". Gran interpretación de la protagonista que lleva todo el peso. El final un poco abierto e insípido, a mi gusto.
  • Calle cortada (de Juan Carlevaris) Bien interesante y con la posibilidad de fijarse en detalles por ser segundo visionado. Todo el peso se lo reparten entre dos grandes interpretaciones y un inteligente diálogo que no pierde interés. Me encanta la variedad de planos y posiciones de cámara para un diálogo dentro de un coche. Genial.

3 de mayo de 2015

Alegre inocencia

* Dirección: Arturo Sánchez Almena
* Mi valoración (sobre 10): 8
Un gran corto. El engaño al espectador, marca personal del director, da paso a una tragedia mayor de la que se supone. Un corto que merece mucho la pena verlo al menos dos veces porque es en la segunda cuando realmente se percibe la grandiosidad de los emocionales detalles (tanto de la propia interpretación como de los pequeños detalles del guión). Los actores están muy bien tratados: Antonio Esquinas es quien lleva el timón de las emociones, pero es la principal, Adriana Gil, la que está sencillamente magistral haciendo muy creíble su difícil papel. El reparto se completa con la joven Isabel Sánchez que mantiene muy bien la naturalidad del texto. Casi una cuarta parte de la emoción la pone también la música, de Fernando García Munera, que con sus graves de bajos y violonchelos, y la melodía de violines sabe mantener la tensión y suspense necesario. Recomendable.

28 de abril de 2015

Capa caída

* Dirección: Santiago Alvarado
* Mi valoración: 8 (sobre 10)
Una pequeña gran película. Con forma de falso documental vamos viendo, con ingeniosos e inteligentes puntos de humor, la vida de un superhéroe de forma humana y sentida. El ritmo va fluctuando entre la acción más sorprendente y las reflexiones más sesudas, pero siempre sin perder interés y simpatía. Gran capacidad de producción y postproducción para hacer una buena película con muy poco presupuesto donde el ingenio se ha agudizado de forma ejemplar. La música sabe reforzar bien la acción y los actores le ponen ese punto de naturalidad que los hace muy creíbles. La reflexión final que rezuma la película hace que no sea un producto de entretenimiento sin más. Pasado el tiempo, sigues pensando en ella. Recomendable.

22 de abril de 2015

El Jardín de las Delicias

* Dirección: Jorge Muriel
* Mi valoración (sobre 10) : 8


Dentro del elenco de premiados en la 17ª Semana del Cortometraje de la Comunidad de Madrid he echado de menos a este cortometraje "El Jardín de las Delicias" que por su calidad, guión y construcción entendía como justo merecedor de alguno de los premios. Un corto muy plural, como el propio cuadro de El Bosco del que toma su título. La cámara, como demiurgo social, nos va mostrando retazos de las vidas humanas de un determinado bloque madrileño, su relación entre ellos y con un leiv motiv que descubriremos al final. El montaje es soberbio para que con su ritmo e intercalado nos vaya causando a los espectadores desde el más tranquilo voyerismo hasta la tensión y suspense más insospechada al más puro estilo Hithcock. Notable trabajo de actores para transmitirnos en su medida sus emociones diversas con buena naturalidad. Gran trabajo también de producción y de arte para ambientar todo en los años noventa. En fin, que aunque no se haya llevado premio oficial, creo que ha sido uno de los mejores cortometrajes vistos en el certamen (y eso que este año el nivel fílmico ha sido muy notable). Recomendable