11 de marzo de 2008

D'HONT NO!

Se terminaron las Elecciones Generales 2008. Un poco de descanso y reflexión postelectoral. Los resultados son los que son, sin embargo sigo viendo una buena injusticia en el reparto de escaños debido a la ley de D'Hont que España adquirió al iniciarse la democracia (1976). Por esta ley se producen casos curiosos y llamativos: IU recibe 1 millón de votos (2 escaños) mientras que PNV con 300.000 votos recibe 6 escaños. El nuevo partido generalista de Rosa Díez, el PUyD, recibe también unos 300.000 votos y sin embargo sólo 1 escaño en el Congreso. Vamos, que este sistema de reparto favorece claramente a los partidos mayoritarios y a los puramente nacionalistas/regionalistas (donde mucha gente concentrada vota a un partido). La intención de esta ley, es buena: se busca el equilibrio territorial, que todas las provincias se vean representadas en el Congreso para que no se olviden de ellas pero ¿por qué no se reparten los escaños proporcionalmente al número de votos generales y que luego los asuntos locales se pongan sobre la mesa en el Senado y con las elecciones autonómicas/municipales?

7 comentarios:

Monica dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, la ley que se aplica ahora no es justa y debería estar en la agenda de los políticos el cambiarla cuanto antes.

Levosqui dijo...

Totalmente de acuerdo. La ley electoral necesita una modificación. Es claramente injusta haciendo que los votos de las personas incluso no tengan ni valor, como si no hubieran ido a votar. Si no se suprime que se mejore.

Beatriz dijo...

Pues opino lo mismo. Cada voto debe de contar igual, independientemente de dónde lo deposite. Pero claro, quién pone el cascabel al gato? Aquí entre unos y otros la casa sin barrer.

Flor dijo...

Exactamente, una injusticia...

Anónimo dijo...

Pues voy a disentir. Si fuera proporcional al voto, no se podría gobernar nada. Dos partidos tienen el ochenta por ciento totales. Uno tiene el 41% Necesitaría muchos partidos minoritarios para gobernar y sería imposible. Este sistema es un mal menor. Mirad lo que pasa en italia. Se unen varios partidos para gobernar y resulta un desastre. Convocatoria nuevas elecciones al cabo de dos años.

El tema de votos proporcionales sólo se hace en el europeo y se ve claramente el pésimo sistema. Ruiz Mateos sacaba 5 votos pelados en cada provincia para sumar en total los dos eurodiputados que sacó. No se trata de ser más justo sino de tener estabilidad política.

Por otra parte se hace el reparto de escaños según población en cada provincia. No es lo mismo Teruel que Madrid. Sin embargo puede votar el 100 % de Teruel IU y sacar sólo 3 diputados, y luego en Madrid, puede votar el 10% y sacar muchos más diputados.

IU cuando estaba Anguita no se quejaba tanto porque tenía 15 diputados, como mínimo. Ahora llora el sistema. Lo siento, no es creíble.


Guillermo

JLPA dijo...

Estimado Guillermo esto es lo que provova la ley de D'Hont que tú defiendes y eso es lo que tenemos (y tendremos por mucho tiempo). Snif! ¡El Tsunami bipartidista!

Anónimo dijo...

Tengo la pantalla en monocromo :)

Nah, es coña.

Pienso que la diversidad de opiniones no reside en la variedad de partidos que pueda haber sino en llevar adelante los proyectos.

Te lo digo yo, que siendo de Bilbao observo que en el parlamento vasco hay hasta siete partidos para 75 diputados. Muchas veces las diferencias entre varios partidos son inexistentes.

Por cierto, me encanta tu web. Críticas sencillas pero concisas aunque sigo sin entender cómo no te gusto Pozos de ambición.:(

Guillermo