18 de febrero de 2008

Pozos de Ambición

* Dirección: Paul Thomas Anderson
* Mi valoración: Incómoda.

Un tanto incómoda de ver esta película (un poco larga, ruda, visceral, simple...). Si dividimos la película en 3 partes, he de reconocer que las 2 primeras me gustaron en su estética y en su planteamiento, pero la última no (quizá porque el personaje hablaba demasiado de sí mismo y la acción no daba mucho más de sí). La música, muy variada, nos muestra un misterio, una profundidad y sobre todo una expectativa que luego no se ve refrendada ni por la acción ni por la evolución de los personajes. La sospechada rivalidad entre los 2 focos principales (empresario, religioso) está en desigual fortaleza con lo que la lucha entre ellos es siempre previsible. Algunos planos secuencia son estéticamente muy buenos, sobre todo en la primera parte. Prescindible.

3 comentarios:

Zobak dijo...

Totalmente imprescindible.
La pelicula nos expone la manera de enfocar la genialidad. En este caso un empresario de éxito en contraposicion a un auténtico religioso.

Los dos protagonistas principales a lo largo de la película nos muestran su percepción de la vida.Los dos se siente superiores al resto y por tanto con la necesidad de guiar a los demás.
Uno mediante la fe, el otro a través de las multinacionales.
Aunque los dos persiguen lo mismo a su manera. Nos exponen diferentes modelos de guiar o controlar al rebaño.

La moraleja de la película es que hoy en dia de un genio se espera mucha más. Se habla de generaciones. Quizá nos toque cambiar de generación. Por este motivo encuentro la película totalmente imprescindible.

Nunca escrico posts pero la película se lo merece.

JLPA dijo...

Muchas gracias por tu comentario Zobak. Me ha gustado tu interpretación y valoración. Espero que sigas escribiendo mucho por aquí. Te lo agradeceremos siempre.

Quizá a mi me pareció que el religioso no lo era tanto, sino un poco comediante y aprovechado de la religión, y que al igual que el empresario todo lo hacía desde una posición egoísta que le reportase beneficio propio. Creo que ambos intentaban guiar a los demás en beneficio propio. En eso sí que se parecían. El conficto venía cunado uno necesitaba del otro y ninguno de los 2 estaba dispuesto a ceder.

En cualquier caso, en mi opinión, esa idea estaba bien (pero no con 160 minutos y con una música que desprendía mucho más misterio del que luego presentaba la accción).

Nos seguimos leyendo Zobak.

Flor dijo...

Ayyy, la tengo que ver, urgentemente!
Me gusta el blog...
Besos