3 de mayo de 2007

Galicia (Rías Baixas)

GALICIA 2007

Tierra de sabores, colores azulados, tradiciones y mar. Me gustó la mezcolanza sencilla entre arte, costumbres y comidas. Un verdadero placer, por ejemplo, ir con un trozo de empanada por las calles que te llevan a la plaza del Obradoiro en Santiago de Compostela, o tomarse una empanadilla en lo alto de Santa Tecla mientras se divisa la desembocadura del Miño, o un trozo de quesadilla gallega por los hórreos y cruceiros de Combarro, o un rico café portugués en la fotaleza medieval de Valença Do Miño o en el parador de Baiona, o unas ostritas en la calle del Mercado de la Piedra (Vigo) ó simplemente tomarse unas pipas por el puente de la isla de La Toja observando el fondo de la ría de Arousa con sus cristalinas aguas. Por cierto, gran sorpresa la de Pontevedra: sus calles, sus plazas, sus rincones,... te morriñan.

2 comentarios:

AnaJ dijo...

Yo hace unos años que estuve por esa zona también me sorprendió muy gratamente Pontevedra, no me espera que fuera una ciudad tan bonita y acogedora.

scooba19 dijo...

Gracias por describir así los rincones de España, para los que núnca hemos estado allí, para los que vivimos en América y para los que añoramos la tierra de nuestros abuelos.

Un gran saludo....