13 de febrero de 2006

Buenos días, Buena suerte!

* Dirección: George Clooney
* Mi valóración: 7

Quizá no se trate de una obra maestra pero lo que sí trata de forma contundente y directa son dos grandes temas: el perseguir la verdad incluso a contracorriente de los poderes fácticos y la eterna, por controvertida, reflexión sobre los contenidos de los espacios televisivos. El blanco y negro es de fuerte contraste, sin tonalidades, sin dudas, como el propio trasfondo de la película y el buen trabajo de los actores. Los tensos capítulos de la narración se separan con ese relajado jazz-blues de la solista de color. Quizá no gane las estatuillas que se propone, y quizá no pase a la historia del cine, pero no cabe duda de que me resultó una película comedida, directa e interesante.

4 comentarios:

Beatriz dijo...

Pues sí, la verdad es que a mí también me gustó la película. Y desde luego que se trata de una película arriesgada para un director novel, a pesar de que sea George Clooney :-) Mucho primer plano, nada de exteriores, mucha conversación aunque el silencio es lo mejor, blanco y negro perfecto, música de blues perfecta, muy buenos actores. En fin, una joyita en pequeña dosis. Y una crítica o al menos que sirva para pararse a reflexionar sobre qué queremos que sea el medio de masas por excelencia: la televisión.

AnaJ dijo...

La he visto y me gustó, sobre todo el blanco y negro y sus primeros planos con el fondo desenfocado, es una película visualmente agradable de ver y eso que son todo interiores, creo que si no fuera por esto bajaría bastantes puntos.
El tema invita al debate sobre todo en estos tiempos que se habla tanto de libertad de expresión e independencia de los medios, habría que meditar si realmente prevalecen esos valores democráticos de los que tanto presumimos o esos más antiguos llamados Don Dinero.

Anónimo dijo...

me gusto mucho. la oportunidad de la misma es perfecta, nos recuerda que en otros tiempos la palabra para restringir derechos fue comunista, pero que esta puede ser sustituida por muchas otras: terrorista, etc.-

Anónimo dijo...

me gusto mucho. la oportunidad de la misma es perfecta, nos recuerda que en otros tiempos la palabra para restringir derechos fue comunista, pero que esta puede ser sustituida por muchas otras: terrorista, etc.-