30 de enero de 2006

MUNICH

* Dirección: Steven Spielberg
* Mi valoración: 5

Steven Spielberg y su Dreamworks cogen sus bártulos y se recorren el mundo para contarnos lo que pasó en las olimpiadas de Munich'72 (terrorismo vivo y en directo), sus consecuencias y vicisitudes. Todo con pleno detalle y realización impecable. No obstante el contarnos la evolución del personaje hacia una reflexión presagiada, las quasi- repetitivas preparaciones de los casos y su ya manido trauma padre-hijo... no son excusa para tenernos casi 180 minutos respirando avatares. Me gustaron los planos de las mesas repletas de comida y el mensaje que rezuma el "compartir el pan". La música de cuerda de John Williams, con melodías judías, esta vez carece de fuerza para mi gusto.

1 comentario:

Beatriz dijo...

Pues está claro que en una película de casi 180 minutos hay de todo y si encima añadimos el ingrediente Spielberg pues más aún :-p La verdad es que tengo que agradecer a Spielberg que se haya decidido a contar esta historia. Quizá por el momento en el que ocurrieron estos hechos (aún no había nacido) y que no han transcendido casi nada, los desconocía. Y la verdad es que se le ponen a uno los pelos de punta al ver que este conflicto entre israelíes y palestinos no acabará nunca, como tantos y tantos otros conflictos. La forma de contarnos lo que sucedió en Munich estéticamente es impecable. Planos exquisitos, sutilezas y guiños entre los personajes en lo referente a la comida, diferentes escenarios, y al final esa duda de quién es mejor qué quién. Metraje escesivo, sip. A mitad de película estás un poco cansado de las venganzas. Y de tantas explosiones... y de ese personaje sin padre que está sin rumbo.