13 de noviembre de 2008

Transiberian

* Dirección: Brad Anderson
* Mi valoración: MEDIOCRE con momentos brillantes.

Pienso que el handicap de esta película es que se haya dirigido con mentalidad americana. Es como comerse un lechazo en un VIPS. Los ingredientes son muy buenos (guión que toca diversos ámbitos, un suspense particular en muchas escenas y situaciones, una buena interpretación de los actores, una estupenda banda sonora, ritmo adecuado, unos planos generales y fotografía impecable,...) pero el resultado tiene sus elementos que la recluyen a no sugerente (los dichosos fashback para explicar algo obvio, la previsibilidad de casi todo, puntos de inverosimilitud en el comportamiento (¿por qué nunca están juntos en las paradas?), ese pasado oscuro que no nos acabamos de creer (no hemos visto imágenes sino diálogo), esa perfección de familia arquetípica americana a la que tiende la pareja,...). En su visionado resulta entretenida, pero al final no me queda regusto de buena película, a pesar de sus intentos y momentos brillantes. 

7 comentarios:

Beatriz dijo...

Pues sí, totalmente de acuerdo. En cuanto se acaba la película y dan las luces, adiós a la tensión y te das cuenta de que se podría haber sacado mucho más partido a la historia.

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo para nada. Aunque la película tenga un par de minutos intrigantes. Me parece una tostada impresionante. Sobre todo la primera hora, en la que no ocurre absolutamente nada.

JLPA dijo...

Bueno, yo opino que sí que pasan cosas en la primera hora. Al menos me entretuve viendo como era la personalidad de los personajes, me intrigaba en que derivaba cada uno de sus pasos. He visto películas más aburridas en ese sentido. Si por "ocurrir" te refieres a "muertes", efectívamente, tienes razón., pero creo que es simplificar mucho las cosas.

Piniblú dijo...

Yo quizá soy más fácilmente conformable, pero a mí me entretuvo a pesar de coincidir contigo en que tiene agujerillos, pero bueno...

Isabel dijo...

Pues yo la acabo de ver y me ha encantado. Sí que es verdad que al principio se hace aburrida, estás esperando a ver si pasa algo interesante. Pero la segunda parte es de bastante intriga y te capta la atención. Tiene una fotografía excelente y me encanta las escenas del tren y del costumbrismo ruso. Y por supuesto, debo hacer mención a Eduardo Noriega que para mi gusto está magnífico en todos los sentidos... Hace una interpretación que nada que envidiar a sus compañeros americanos. Sí que tiende a lo "americanoide" con el trasfondo de las reminiscencias de un pasado bipolar este-oeste. En cualquier caso, a mi la trama me parece magnífica, a pesar de todos esos agujerillos, y por lo menos termina atando cabos. La historia se comprende. Siento no decir lo mismo con la tan publicitada "Quantum of Solace"

txemazius dijo...

lo cierto es que la pelicula ofrece luces y sombras.Tiene momentos buenos aunque sin llegar a ser brillantes,amparada en un buen plantel de interpretes.Sir Ben Ghandi kingsley,siempre sera una garantia, una presencia simbolica de Thomas Kretchsmann(actor aleman muy de moda),un Eduardo Noriega notable, aunque ya demasiado enrolado en el tipico papel de chico malo. Un woody Harrelson con rol de pardillo a la americana, aunque en momentos de la pelicula, llegas a dudar de él. Las chicas estan bien, aunque nunca sabremos de la atormentada vida de Emily Mortimer, ni si Kate Mara era un angel o un demonio ó como diablos perdio el tren Woody Harrelson. Amen de estas consideraciones, la pelicula se deja ver y creo que puede reflejar bien, de como pueden estar las cosas actualmente por esas latitudes, a eso si, por que no se puede evitar la ya celebre frase de tantas y tantas peliculas de "somos americanos".

mary dijo...

Realmente me ha parecido una pelicula exquisita, con trabajados contenidos, con una intriga que se hace palpable cada minuto, tanto en dialogo como accion.
No tiene nada que echar a peder...
Ultimamente es dificil ver buenas peliculas en el cine, a no ser que sea independiente.