16 de marzo de 2006

SYRIANA

* Dirección: Stephen Gaghan
* Mi valoración: NOTABLE
Los antiguos libros de espías te inflaban a datos, personajes y escenarios y aunque no se podían asimilar todos, el peso final de la historia te intrigaba y cautivaba. Eso es lo que pasa con esta película. De ella se desprende la historia de 3 hombres, profesionales de su trabajo y sus distintas vicisitudes. Y todo ello animado por un montaje paralelo con duelos empresariales y embrollos de poder. Dura crítica al norteamericanismo en una actulidad comprometida y entresijos de algunas falsas escuelas islámicas. Hay escenas duras en lo emocional pero delicadas en lo visual. Una duda ¿qué pretendía G. Clooney en su última acción?

3 comentarios:

Tomas dijo...

A mí me pareció un brillante ejemplo de política-ficción, aunque la ficción podría ser muy, muy real.

Tampoco me parece especialmente anti-americana, dos de los tres protagonistas "buenos" eran yanquis de los inconformistas con los chanchullos de sus políticos, que tampoco eran peores que los de los saudíes. Muy equilibrado todo.

En cuanto a lo del final, yo lo interpreto así:

**** SPOILERS *****

Clooney ha sido elegido como cabeza de turco para proteger los intereses yanquis en la zona: le van a echar la culpa del intento -fallido- de asesinato del príncipe reformista.

El se da cuenta de toda la conspiración cuando entra en casa del Christopher Plummer e intenta impedir un nuevo asesinato avisando al príncipe cuando va con su comitiva.

Otra interpretación es que le ponen pruebas falsas para que él vaya a intentar impedirlo y así la CIA se carga 2 pájaros de un tiro (nunca mejor dicho :-)

Salu2

Beatriz dijo...

A mí también me gustó la película. Aunque uno se perdía un poco con algunos temas, yo sobre todo con el abogado, la línea general se va siguiendo. Se reparten flores para todos. Nadie se libra del amor al dinero, de la posición y el poder. Y se hace lo que sea por conseguirlo.
Las interpretaciones son buenas y creíbles. Y también me gustó el montaje.

Alondra de Dupont dijo...

una de esas pelis pendientes por ver!